Compartir

twitter
facebook
pinterest
google
youtube
comunida google
colecion
gallery/senderismo
gallery/senderista_1

La Mancha del Berrocal

gallery/circulo7
Fosil del berrocal
paisaje berrocal
grupo senderistas amigos de la cornisa este
Rocas del berrocal
Horario cortijo berrocal

Horario del cortijo berrocal para entrar en la exposición 

sendero berrocal
La mancha del berrocal
Mapa de la ruta berrocal

Puede descargar toda la informacion del PDF

Puede descargar el Horario en  PDF

descarga horario pdf senderismo
fotos la mancha de berrocal

Puede descargar mas fotos desde este botón

   El domingo día 24 de abril, desde aproximadamente las 10:30 hasta las 13:50, estuvimos caminando y explorando, el Sendero llamado de “La Mancha del Berrocal” situado en la finca pública del mismo nombre, en el término municipal de Almadén de la Plata.

          Tras una visita al Gran Alcornoque, que está protegido como especie singular en aquellos parajes, previamente a la apertura del Centro de visitantes. Nos acercamos a disfrutar y conocer la Araucaria fósil que se ha expuesto en una sala de este. El fósil de 17 m expuestos, deleito a nuestro grupo y pudimos charlar sobre la evolución de las plantas, la geología de lugar y su importancia en la Conservación de aquellos parajes.

                                                          

                La primavera no ofreció sus mejores galas con esos cortejos florísticos de jaras pringosas (Cistus ladanifer), jaguarzo negro (Cistus montpeliensis), cantuesos (Lavandulas stoechas), viboreras (Echium plantagineum), matagallos (Phlomis purpurea ), garbancitos del diablo (Astragalus lusitanicus), lenguas de perros (Cynoglossum creticum),  brezos (Erica arborea), etc….entre encinares, alcornocales, madroños arbóreos y formaciones graníticas muy redondeadas.

               Los prados estaban encharcados y llenos de larvas de sapos corredores (Bufo calamita). Orquídeas como (Serapias lengua) llenaban praderas por doquier, que la convertía en el taxón más abundante de estos curiosos grupos de plantas.

               Decidimos uno de los mejores días de la primavera para salir a campear.

En los mismos arriates del Centro de visitante observamos al primer joven de nuestro lagarto ocelado (Timon lepidus), que hizo las delicias de nuestros acompañantes en la jornada de campo y fue el inicio de una jornada marcada fuertemente por los saurios.

               Paramos en todos los abrevaderos, fuentes y charcas para observar atentamente la vida acuática.

               Al llegar al recodo que marca el cambio de sentido de sendero circular, lugar propio de escuchas de berreas, nos paramos a observar un majestuoso paisaje de las Sierras colindantes.

                    La primera parte de sendero tuvo tres repechos con sus bajadas costosos energéticamente para algunos participantes, pero las segunda parte fue más llevadera, llana y llena de charcas para hurgar nuevas observaciones.

 

              Por cuestiones del azar observamos un lagarto ocelado hembra, sumergido en una zona encharcada en la cuneta de la derecha del sendero, en un letargo evidente e inmóvil, pues no huyo asustado de la presencia humana.

 

       Tras varios minutos de observaciones pudimos observar un burbujeo que nos indicó que estaba con vida, pensando nosotros que estaba termoregulándose. Nuestra preocupación sobre el estado vital de este lacértido no hizo sacarlo con la ayuda de un trozo de rama agarrándose este a la madera y manteniéndose erguido durante varios minutos, tiempo necesario para hacerle fotografías y soltarlo fuera de agua en la misma cuneta. Estas observaciones para mí eran nuevas, ya que nunca había observado a los lagartos sumergidos y pensé que en esos momentos habíamos observado ciertos patrones de convergencia evolutiva con otras especies de iguánidos subtropicales o tropicales, como respuesta adaptativa a las modificaciones climáticas. Cosa que me está levando a recopilar bibliografía en revistas zoológicas y herpetológicas. 

 

                Una colilarga (Psammodromus algirus ) se nos cruzo por el sendero, dejándose ver en toda su dimensión y permitiéndonos observarla desde muy cerca. No siendo esta la última observación de vertebrados pues pudimos ver renacuajos de sapos de espuelas (Pelobates cultripes) de ya un tamaño considerable pero aun sin metamorfosear en una charca espléndida a la izquierda del sendero.

 

      Las aves nos deleitaron menos con su presencia dado el rigor del horario de nuestra caminata pero aun así pudimos disfrutar de trigueros (Miliaria calandra), pinzones (Fringilla coelebs), trepadores azules (Sitta europea), un buitre común (Gyps fulvus) y al regresar en el coche nos sobrevolaron de árbol a árbol una pareja de pájaros carpinteros (Dendrocopos minor)

NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA.

descarga pdf senderismo
Suscribete Email  

Próximo Senderismo, Suscribete mandando tu email y te avisamos por correo con toda la información.

www.000webhost.com